Diagnóstico en Fisioterapia


latest-news

Diagnóstico en Fisioterapia

El diagnóstico médico es útil, necesario y muy recomendable conocerlo. Es posible tener una lesión y acudir directamente al fisioterapeuta, pero esto no quiere decir que tengamos que prescindir del médico.

Ante una lesión, sobre todo en el deporte (caída, golpe, limitación de movilidad, falta de fuerza, etc.), es necesario acudir al médico para recibir el diagnóstico médico y el tratamiento pertinente. Ahora bien, una cosa es el diagnóstico médico, y otra, el fisioterapéutico.

En el diagnóstico fisioterapéutico no nos quedamos simplemente con el nombre o la descripción de la lesión, sino que, partiendo de la valoración fisioterápica, se detectan los problemas y se clasifican siguiendo una nomenclatura, dando lugar al diagnóstico fisioterápico.

Es cierto que hay distintos métodos en fisioterapia y que la forma de valorar y llegar al diagnóstico, incluso la terminología empleada varia bastante de un fisioterapeuta a otro. Recomendamos, en caso de lesiones deportivas, acudir a fisioterapeutas formados y especializados en estas lesiones, pues tendrán más facilidad para realizar una valoración y diagnóstico adecuados, lo cual dará lugar a una buena planificación de los objetivos de recuperación. Así, una vez que ya tenemos toda la información, se pueden planificar las sesiones  y tipo de tratamiento.

Con esta publicación, lo que queremos es concientizar a aquellos que acuden con prisa al fisioterapeuta con un volante de su compañía de seguros que pone "calor y masaje" u "onda corta y ultrasonidos", y también a aquellos que pagan sesiones de su bolsillo y que quieren algo rápido que los mande a casa pronto, sin dar tiempo al profesional a poder detectar el problema desde el punto de vista de la fisioterapia.

Una buena valoración y diagnóstico fisioterapéutico y reevaluaciones periódicas son la forma de conseguir el mejor tratamiento para una óptima recuperación. Si como fisioterapeutas nos limitamos a usar las manos para tratar sin valorar ni gastar neuronas, poco hacemos por nuestros pacientes.